De una empresa, que solicitaba la devolución de la plusvalía correspondiente a la venta de unos inmuebles, porque no hay prueba de que se hubieran depreciado. Es más, como ha sido el propio contribuyente el que ha pagado, mediante el sistema de autoliquidación, ya ha admitido que existe ese incremento grabable. Considera que el impuesto es exigible si la vivienda subió de valor pese a la sentencia del Consittucional. En Madrid o Galicia los tribunales  entienden que ahora no se puede liquidar el gravamen.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.