Según Gestha, esta decisión es un “paso importante” en la lucha contra el fraude y la evasión fiscal pero al no fijarse un límite a esta retirada, se facilita a quienes poseen estos billetes que eviten las responsabilidades penales y tributarias. Además, esta medida tiene un especial impacto en España, donde se acumulan 32.398,6 millones de euros en billetes de 500, según datos de marzo de 2016, lo que representa el 77,4% del dinero en circulación, un porcentaje que se ha triplicado desde que entró en vigor la moneda única en 2002, cuando representaban el 25,1% del total.

Fuente: Sintesis Diaria, S.L.