Según el informe “La digitalización: ¿crea o destruye empleo?”, elaborado por Randstad. En concreto, 390.000 empleos son STEM (Science, Technology, Engineering y Maths) puros; 689.000 corresponden a empleos inducidos, que darán soporte a los STEM; y 168.000 serán empleos indirectos. El 38% de los trabajadores que se buscarán en  el futuro son “knowledge workers”, es decir, profesionales cualificados con capacidades difícilmente duplicables. Le sigue, con un 35%, la demanda de los clasificados como “líderes”, de perfiles con múltiples habilidades que guíen a las empresas en materia de innovación y desarrollo. Los trabajadores técnicos, por su parte, ocuparán el 18% de los puestos disponibles. Además, el 5% de las ofertas irán destinadas a operarios que desempeñen actividades poco cualificadas. Los especialistas en oficios (3%) y los especialistas de tareas (2%) completan el listado de categorías.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.