Se ha más que duplicado en solo 37 días debido al decreto ley por el cual el Estado pasa a asumir el pago de las cuotas, que entró en vigor el 1 de abril y que hasta ese día, desde los recortes se 2012, había recaído en los familiares que tenían una persona con dependencia en casa. Al acabar marzo, 7.304 personas estaban dadas de alta. Este miércoles, la cifra había aumentado hasta 16.695, según fuentes de la Seguridad Social. Hace siete años, más de 170.000 cuidadores no profesionales estaban dados de alta. A final de junio de 2012, unos días antes del real decreto por el cual se implantaron los recortes, eran más de 179.000. En noviembre de este año -fecha que el Gobierno puso como tope para que quienes desearan seguir cotizando, asumiento el pago de sus cuotas, lo comunicaran- los registros se desplomaron hasta 25.350: el sistema perdió 147.000 cotizantes en solo un mes.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.