De los próximos dos años, que asciende a 4.800 millones de euros. El Programa de Estabilidad 2018-2012 remitido a Bruselas habla de nuevos impuestos, en plural. Es dedir, que a la ya anunciada tasa digital se sumarían otros tributos para recaudar, en conjunto, un total de 2100 millones de euros entre este año y 2019. El Plan apenas concreta mucho más de esas “nuevas figuras tributarias”. Sí hace referencia a que será una fiscalidad indirecta, es decir, que recaerá sobre el consumo, y que se planteará en el marco del Pacto de Toledo y dentro de “iniciativas tributarias europeas”.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.