Que arrancará desde un 5% de incremento. Fuentes del Ministerio de Trabajo se limitan a confirmar que la subida de las cotizaciones máximas está pendiente del diálogo social y que de momento noo hay tomada una decisión. Ni siquiera confirman si finalmente se producirá la subida del 5%. De la aportación a la Seguridad Social, el empleador hace frente al 23,6% y el trabajador el otro 4,7%. Por tanto, de elevarse un 5% la base máxima de cotización, el coste para la empresa de un trabajador hoy en base máxima subirá en 538 euros anuales por cada empleado cuya nómina esté en el tope y el trabajador verá reducida su nómina en 107 euros anuales. Pero tendría un efecto positivo para las cuentas de la Seguridad Social. De hecho, la subida del SMI reportará 1.700 millones extra.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.