Iniciativa con la que pretende reducir la evasión fiscal. El sorteo se celebrará a final de cada mes y en él participarán todos los pagos mediante tarjeta de consumidores mayores de edad que dispongan de un código de idientificación fiscal, informó el ministerio de Finanzas en un comunicado. La lotería distribuirá cada mes 1.000 premios de 1.000 euros cada uno, que serán transferidos a las cuentas bancarias de los ganadores. Según el comunicado, los premios no estarán sujetos al impuesto sobre la renta, ni tampoco pueden ser confiscados por deudas del ganador con Hacienda o con la Seguridad social. Grecia era uno de los países europeos con menor uso de tarjetas bancarias hasta la imposición del control de capitales en julio de 2015.

Fuente: Síntesis Diarira, S.L.