De extinción de empleo para “gran parte” de la plantilla de sus tres plantas, las de Tres Cantos (Madrid), Logroño y Aduna (Guipúzcoa), además de un ERTE de suspensión temporal para el resto, han informado los sindicatos LAB y ELA. Según el sindicato LAB el problema es que los proveedores ha dejado de servir a las plantas porque no se ha saldado la deuda que se mantiene con ellos, lo que hace que no se puedan cumplir los encargos.

Fuenten: Síntesis Diária, S.L.