Sigue agravando su ralentización, el de la española renueva su vigor. En concreto, el organismo corrigió sus previsiones macroeconómicas reduciendo en una décima su previsión de crecimiento mundial para este año hasta el 3,2%. Por el contrario, el FMI augura un incremento del 2,3% para España a cierre del ejercicio, una cifra que supera en dos décimas la estimación realizada por la misma institución el pasado abril, cuando la previsión fue reducida en una décima frente a la perspectiva publicada a inicios de año. “Las proyecciones de crecimiento para España en 2019 se han revisado al alza, como reflejo de una fuerte inversión y la debilidad de las importaciones al comienzo del año”.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.