hasta 8.195 millones de euros equivalentes al 0,65% del PIB, como consecuencia de la subida del sueldo de los funcionarios y de las pensiones. El descuadre es el resultado de unos ingresos de 60.899 millones, el 0,4% más, y unos gastos que crecen el 3,8%, a 69.094 millones. Dentro de los ingresos, los impuestos cayeron el 0,9%, hasta 53.315 millones, por la disminución del 2,5% de la recaudación por IRPF, una vez descontada la parte correspondiente a las autonomías. El IVA recaudó un 2,6% más, hasta los 27.139 millones, y el primer pago fraccionado del Impuesto de Sociedades ingresó un 2,5% más.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.