Sin tener en cuenta las ayudas a la banca, que no se incluyen en el procedimiento sancionador por déficit excesivo, según  los datos publicados por Eurostat. El déficit público se situó así por debajo del límite del -4,6% del PIB pactado con Bruselas, aunque convirtió a España en el país de la UE con mayor déficit. El desequilibrio de las cuentas españolas (4,5%) triplicó, pues, el de la media de la zona euro (1,5%). Para el 2017, el objetivo del déficit marcado por Bruselas a España se sitúa en el 3,1% del PIB, mientras que para 2018 la meta de déficit acordada es del 2,2% por debajo ya del procedimientode déficit excesivo.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.