Que empieza a ser insostenible y donde los peor parados son los inquilinos, que en la mayoría de los casos son incapaces de encontrar una vivienda digna a precios razonables. “El mercado del alquiler lleva unos años en los que está rompiendo todos los cánones de la lógica establecida. Se está recalentando en toda España, pero con especial incidencia en las grandes capitales, y fundamentalmente en Barcelona y Madrid. Además, “la previsión para el próximo año es que los alquileres sigan subiendo. En Madrid capital, el incremento puede alcanzar hasta el 10% en zonas específicas”. Otro de los factores que están afectando notablemente es el auge del alquiler turístico. Los expertos aseguran que mientras con una vivienda en alquiler un propietario puede ingresar 1.000 euros al mes, con el alquiler turístico puede alcanzar hasta 4.000 euros.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.