Los tipos se mantendrán sin cambiso hasta verano de 2019 por lo menos. El Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado que reducirá las compras de activos en 15.000 millones mensuales a partir de septiembre, pero a su vez extiende las compras hasta diciembre de 2018. De este modo, el programa de estímulos (QE por sus siglas en inglés) pasará de los 30.000 millones de euros mensuales actuales a realizar adquisiciones netas por 15.000 millones de euros desde septiembre hasta diciembre de 2018, momento “en el que terminará”, según reza el comunicado. El crecimiento del PIB se revé que sea levemente inferior al pronosticado: en 2018 el PIB aumentará un 2,1% (frente al 2,4% de previsto en marzo).

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.