Se concentra en aquellos que asumen menos riesgo, según los últimos datos publicados por Inverco, a cierre de marzo. El inconveniente es que todos ellos pierden dinero, de media, en el último año. Las pérdidas más abultadas se producen en los planes de pensiones que invierten únicamente en deuda, con independencia de su vencimiento, que por si solos reúnen al 23% de los partícipes de planes de pensiones en España. Este escenario deja la cifra de aportaciones netas  en el primer trimestre del año con un saldo negativo de casi 300 millones de euros. Un 5,9% de la cartera de los planes de pensiones se encontraba, a cierre del primer trimestre del año, en liquidez. Se trata de la cifra más baja desde, al menos, diciembre de 2014.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.