según ha contabilizado el comparador de productos bancarios Bankimia.com. A tipo variable han visto la luz una docena. Su mayor presencia también se ha hecho notar en el registro de hipotecas. Y en junio de 2016, según los últimos datos del INE, supusieron el 23,4% del total. También han mejorado algunas otras condiciones, como los plazos de amortización, más amplios. Ahora se extienden hasta un máximo de 30 años cuando lo habitual era que no superaran 20 años.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.