Con patrimonios declarados superiores a más de 30 millones de euros no ha hecho más que aumentar. De esta forma y a pesar de la crisis económica, desde 2007, el último ejercicio anterior a la recesion, el número de “ricos” en España se ha multiplicado por 2,6. Sólo desde 2011, los ciudadanos que declaran grandes patrimonios han pasado de 352 ese año a casi el doble en 2017, con 611, de acuerdo con los últimos datos de la Agencia Tributaria sobre la recaudación del Impuesto de Patrimonio referidos al año 2017.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.