es una de las nuevas modalidades de las grandes empresas para pagar de manera ilegal a pymes y autónomos. Esta modalidad les permite pagar fuera del plazo legal establecido. Consiste en que el proveedor es obligado  contractualmente al anticipo de un pago confirmado en la fecha y al coste que al contratista principal le convenga. La Plataforma contra la Morosidad ha alertado de estas prácticas para pagar a proveedores fuera del plazo legal.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.