El aumento de la contratación no siempre es sinónimo de calidad del empleo. Como advierte la secretaria de Empleo y Cualificación Profesional de CCOO, “los datos indican que el crecimiento se centra en las modalidades temporales en detrimento del empleo indefinido y en el uso de contratos de muy corta duración. Un crecimiento que, como ha denunciado el sindicato, no responde a las características y demandas de nuestro sistema productivo”. Por otro lado, el peso de los contratos con jornada parcial aumenta de manera importante, pasan de representar un 30,4% de los contratos registrados en 2007 a un 53,9% en 2019. La parcialidad crece tanto entre los contratos temporales como entre los indefinidos. Destacar que el 91,9% de los contratos con jornada parcial son temporales.

 

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.